lunes, 27 de mayo de 2013

El niño del 115

Una historia de miles de años atrás... Ok, no pasa de los quince años, creo.

Acababa de conseguir mi primer celular (de esos que aun parecían pequeños ladrillos pero creíamos que era de la mas última generación). Me gusta decir que era mío, pero solo era el celular prestado por mi padre que utilizaba para tenerme bien vigiladito y no me pierda saliendo del colegio. En fin. Jugaba y jugaba con las miles de opciones y funciones (para ese tiempo) como niño con nuevo juguete entre sus dedos hasta que conocí una interesante aplicación tipo chat (creo se llamaba BLAH? De los tiempos que aun existía TIM).

Pasaba horas y horas "hablando" con las distintas personas que me escribían por medio de ese chat (y recién me doy cuenta en cuanto peligro me estaba metiendo al hacerlo). Muchos de los que me escribían se aburrían de este inocente y aburrido niño que solo quería hablar de cualquier cosa. Poco a poco iba perdiendo el interés por conocer a una persona interesante con la cual hablar hasta que un pequeño saludo me llamo la atención. 


Su alias, un número al azar, 115.Se llamaba Axel, tenia doce años, vivía en Miraflores (departamento 115), estaba en primer año en un colegio de Surco. Era un niño de lo más divertido y me encantaba hablar con él. De tiempo en tiempo, nos llamábamos y hablábamos por horas. Pasaron los meses, seguíamos en contacto. Nunca le pedí un correo, no lo creí necesario.
Lastimosamente, poco después tuve que dar el celular de baja (o mejor dicho, el celular solito se dio de baja. Se suicido saltando a un balde con agua…). Con ello, perdí todo tipo de comunicación con el famoso niño del 115. Tenía su dirección exacta, pero nunca me atreví a visitarlo. Finalmente, se perdió en mi memoria.

Pocos días atrás, por cosas de la vida, el carro que me llevaba de vuelta a casa de la universidad tomo una ruta diferente y pasó por el colegio de aquel niño ya olvidado, y todo recuerdo volvió a mi mente. Ahora me pregunto, que habrá sido de aquel niño que, en esos años inocentes, despertó algunas cosas “raras” en mí... 

-----------------------------------------------------------------------------------------

Y ese fue un pequeño viaje por mi pasado y aquellos años maravillosos...

Para 115:
Si llegas a leer esto, ya sé qué es esa sustancia rara de la que me hablaste esa mañana (hahaha)

lunes, 6 de mayo de 2013

Se dice de mí

"Podrán decir, podrán hablar
y murmurar hasta rebuznar..."



Se dice de mí…
Atorrante, bruto, salvaje, creído, infiel, engreído, desleal, mentiroso, falso, hipócrita, ocioso, acosador…
Se dice tanto de mí…

En una realidad donde una gran parte de personas vive el día a día con la idea de destruirse los unos a los otros para alcanzar sus metas y deseos, es difícil no cruzarse con aquellos seres que ya cansados de luchar, solo buscan acabar con la buena imagen de los demás con el único fin de elevar la poca autoestima que no les fue arrebatada por sus tantos fracasos y falta de logros.
Es una pena ver que hay personas que deciden solo rendirse por unos cuantos errores o que, peor aún, prefieren culpar a los demás de sus fracasos, lo que resulta muy conveniente para librarse de toda culpa y no tener que hacerse responsable de las consecuencias de sus malas decisiones. Otros, ya cayendo aun más bajo, se dedican a esparcir rumores, crear conflictos e inventar historias que destruyan la confianza que se le pueda tener a una persona, quizá por creerle responsable de un error del que no tiene relación alguna, quizá por el simple y despreciable hecho de que les parece más interesante que dedicarse a su vida y el futuro que temen tanto construir.

A mis jóvenes (espero…) veinticuatro años, ya estoy cansado de tanta historia y mentiras creadas por mentes tan poco productivas, que podrían quizá ganar una que otra monedita si plasmaran sus delirios e invenciones en un pequeño escrito y lo publicaran (en serio, hay cada historia que se me atribuye…). Ya pasé de prestarle atención a los rumores sobre mí. No hay mayor gracia que enterarte de una nueva invención, la historia del momento. Que se hable, simples palabras no tendrán gran efecto en mi ni en el futuro que voy forjando mientras les ignoro.
O quizá debería recopilar lo que se dice y terminar con un best seller mas famoso que Harry Potter y Crepúsculo. Podría ganarme algunas moneditas, ¿no?

Se dice tanto de mí… pero me resbala lo que digan…


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pondré una canción aquí para darle algo de gracia... creo.... ¡Yo soy así!

video